Lejanía con la ciudad, causa de abandono de viviendas

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

Vecinos de varios fraccionamientos se quejan de que las casas deshabitadas se convierten en refugios de pandillas

TLAJOMULCO DE ZÚÑIGA, JALISCO (14/ABR/2011).- Paredes rayadas con grafiti, vidrios de ventanas rotos, puertas sin chapas, fachadas deterioradas, polvo acumulado en el piso y pasto seco, son algunas de las características de las decenas de casas de interés social abandonadas en los fraccionamientos de las colonias Santa Fe y Chulavista, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

En el número 98 de la calle Paloma, de Residencial San José, está una casa deshabitada desde hace casi un año, relata Dulce, quien vive a una cuadra y que después de 11 meses hasta ayer se atrevió a entrar a la casa vacía. Se encontró un colchón y un sillón deteriorados que dejaron los últimos inquilinos. Del piso recogió ropa de mujer, desde vestidos y playeras para niña, hasta ropa íntima de dama, algunas sólo estaban empolvabas, otras ya no valía la pena levantarlas: “Nomás la lavo (la ropa) y ya que mi hija la use, o hasta yo, si me queda, si no, pues la vendo”.

Según Dulce, gente desconocida se apropia de este tipo de casas. “Como ven el fraccionamiento sólo y sin vigilancia, hay gente que viene de otros lados y se mete a vivir sin que sean los dueños. Luego viene la constructora y los desalojan”.

En el fraccionamiento Residencial San José hay por lo menos nueve casas en abandono. Los vecinos relatan que algunas viviendas nunca fueron habitadas, porque no se vendieron o porque los propietarios, al final, “se rajaron de venirse a vivir acá. Para algunos aquí está muy lejos de donde vivían, donde tienen a sus demás familiares”.

Atribuyen que la falta de transporte público y el tiempo de traslado cansan a los vecinos, y por eso terminan por regresar a alguna colonia más cercana a la ciudad.

Para Enrique, vecino de la zona, que las casas estén abandonas representa un factor para que la colonia se vuelva más insegura, ya que éstas se convierten en refugios de delincuentes o en lugares donde las pandillas de la zona hacen “cosas indebidas”.

Enrique, al igual que otros inquilinos, reclama que en este fraccionamiento y los de alrededor debería haber más vigilancia por parte de la policía municipal. Ellos opinan que la inseguridad de la zona se suma a los factores para que las familias decidan abandonar sus casas y buscar otra “más adentro de la ciudad. Nosotros rentábamos una casa por el centro de Zapopan a mil 500 pesos. Nos cambiamos para acá hace un año y las casa de aquí al lado siempre han estado vacías”.

Por su parte, Lucio, vecino del fraccionamiento Hacienda Santa Fe, sugiere: “Deberían de vender a precio de oferta todo el montón de casas abandonadas a tanta gente que no tiene dónde dormir, o por lo menos rentarlas muy baratas, para que por lo menos se usen”.


Viviendas particulares Habitadas Deshabitadas Uso temporal

Guadalajara 429,335 379,339 40,946 9,050
Zapopan 374,668 317,297 43,270 14,101
Tlaquepaque 171,506 143,316 23,735 4,455
Tonalá 134,575 107,280 22,626 4,669
Tlajomulco 171,710 105,954 57,151 8,605
El Salto 42,913 32,230 8,780 1,903
Jalisco 2’316,087 1’830,334 358,453 127,300

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
Comparte este artículo
FaceBook  Twitter